Un lugar donde compartir la pasión por escribir y leer, a parte de transmitir mis experiencias como escritor mediante consejos, opiniones...

jueves, 24 de septiembre de 2015

Fracasar antes de intentarlo

En el mundo de la literatura, donde para lograr algo debes arriesgar y creer en ti mismo, es muy común que la gente antes siquiera de empezar se vea abocada al fracaso solo por el hecho de que no ve las cosas como son.

Por un lado están todos aquellos que siempre han creído que son los mejores, que son como midas y todo lo que tocan es oro. Probablemente esa gente está acostumbrada al halago fácil de quienes tiene cerca y no es capaz de ver más allá de si mismo. Por todo esto su actitud a la hora de intentar por ejemplo publicar es de soberbia y de pensar que la editorial tiene que ir a ellos y no a revés. Probablemente este tipo de personas se rinda nada más empezar ya que no recibirá una respuesta afirmativa pronto.

Otro típico escritor que no triunfa es aquel que piensa que no es lo suficiente bueno, que peca de demasiado humilde y muchas veces ni siquiera se plantea dedicar un tiempo a buscar un editor tras haber terminado su obra.

Desde mi punto de vista creo que (Como en la mayoría de cosas de la vida) es importante encontrar un equilibro. No se demasiado humilde ya que al fin y al cabo tienes que venderte a ti mismo y a tu idea y si no crees en ti mismo nadie lo hará por ti. Pero si eres demasiado arrogante no aguantarás lo que hace falta para conseguir algo, ya que una persona que se tiene en tan alta estima no puede aguantar el rechazo demasiado tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario