Un lugar donde compartir la pasión por escribir y leer, a parte de transmitir mis experiencias como escritor mediante consejos, opiniones...

jueves, 1 de octubre de 2015

Como escribir una historia de vampiros

Hoy en día parece que se han agotado las historias sobre vampiros y me da mucha rabia porque yo soy muy fan de las que no son bodrios comerciales.

¿Por qué ya no se hacen historias de calidad de este tipo? Pues porque tristemente y como ahora son los zombies, los vampiros fueron una moda. Algunas modas de este estilo quedan en nuestro recuerdo y de vez en cuando surgen nuevas obras aisladas, pero en el caso de los vampiros´, muchas obras clónicas del estilo de Crepúsculo o en televisión cosas como "Los originales" ha hecho que el concepto de vampiro quede sepultado bajo la vergüenza que nos provocan obras sin ningún tipo de significado más que vender.

Hoy en día vemos vampiros que parecen más un Superman oscuro que lo que es un vampiro por definición. Antes un vampiro era un ser sin alma que era inmortal y que solo vivía por ver saciada su sed. Ahora es un joven sentimental y llorón que está triste porque se ha enamorado de una humana dos mil años más joven. Ese es su sentido en la vida, enamorarse y sufrir de amor, ¿para qué tener otros objetivos? No, un vampiro solo puede hacer eso.

Lo primero y más importante, hay que pensar a la hora de crear un personaje. Lo perfecto es que cada escritor crease su propio concepto de vampiros. Hay quien los ve como una enfermedad y hay quien los ve como un pacto con el diablo. Ambas están bien y lo de beber sangre nace de la sensación de que la sangre es nuestra vida. De modo que nos da la sensación de que están bebiendo vida.

Pienses lo que pienses tienes que entender que los poderes de un vampiro tienen que ser limitados. Si han hecho un pacto con el diablo es lógico que tengan algunos poderes especiales, pero dar mucho poder a un personaje solo hace que lo veas menos humano.

Si quieres que tengan una enfermedad que les hace vampiros, tienes que justificar mucho sus ventajas. ¿Por qué corren más? ¿Por qué son más fuertes? (Si es que lo son).

No voy a seguir explicando todas las características que he dicho sobre vampiros ya que cada uno es libre de decir como piensa que es, lo que voy a hacer es explicar la concepción que yo tendría de un vampiro si escribiese sobre él.

Para mí un vampiro es alguien que ha contraído una enfermedad y que no confiere ninguna habilidad más que la de prolongar tu vida mediante la ingesta de sangre. El vampiro no le tiene miedo al sol sin razón, por lo menos el protagonista de mi historia sería alguien tan atormentado que estuvo años viviendo en un lugar sin ventanas para que nadie pudiera ver en qué se había transformado y cazaba sus presas de noche para que la gente no le viese. Años y años sin exponerse a la luz provocan que sea fotosensible. El vampiro es un hombre tan anciano pese a su aspecto que ha perdido casi todo apego por la vida y para divertirse juega con los humanos engañándolos e investigando el por qué actúa como actúa. Años de investigar a los humanos hacen que el vampiro sea un experto manipulador. Los sentimientos del vampiro son casi nulos ya que años y años de dolor y rechazo de los demás hacen que su alma haya quedado erosionada.
El vampiro es un mentalista es capaz de utilizar los recovecos más oscuros de la mente humana para su propio beneficio y le gusta jugar a ser Dios confundiendo al hombre para que tome decisiones equivocadas.

Este es mi modelo de como debe ser un vampiro. Esta es mi opinión y de hecho si hiciese esto mismo mañana a lo mejor ponía algo diferente, de modo que recordad que a la hora de escribir una historia, debéis diferenciaros y hacer algo que nadie más haya hecho. Siendo noveles debéis ser una bocanada de aire fresco porque sino será imposible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario