Un lugar donde compartir la pasión por escribir y leer, a parte de transmitir mis experiencias como escritor mediante consejos, opiniones...

sábado, 12 de diciembre de 2015

4 Consejos para no perder la concentración y el interés mientras escribes

Escribir es una actividad dura y complicada porque requiere mucho tiempo concentrado y pendiente de la historia del libro (sobretodo si se trata de una historia muy complicada). Este largo tiempo de concentración provoca que vayamos perdiendo el interés y cada vez nos sea más difícil concentrarnos en el libro. A todos nos pasa y no os desaniméis porque (sobretodo al principio) no podáis ser productivos todo el tiempo que queréis, solo tenéis que ir adaptando vuestro método de trabajo hasta dar con trucos que os hagan sentiros cómodos escribiendo.
Por lo tanto, he decidido recopilar los trucos que yo he ido aprendiendo a ver si os sirven y podéis extrapolarlos a vuestro método.

1) TENÉIS QUE ESTAR MUY ILUSIONADOS CON VUESTRO LIBRO: Es el consejo más importante que os daré hoy. Tenéis que tener ganas de darle vueltas a la historia, a un personaje, a un conflicto. Tenéis que escribir lo que os gustaría leer y así tendréis muchas ganas de empezar a escribir y dar vida a la historia. Es muy complicado, por no decir imposible, escribir un libro de más cien páginas sin empezar siempre que te pones con ilusión y ganas. Escribir por "obligación" es para el colegio, no para un escritor.
Pensad en una cosa. Tenéis la oportunidad de escribir vuestra historia perfecta, con todos los matices que tu valoras. Podéis crear un libro a medida para vosotros, eso debería ser un motivo suficientemente poderoso para que tengáis ilusión por escribirlo, por eso tenéis que escribir lo que os guste, no lo que le guste a la gente. Escribir es para divertirse.

2) PARAR A TIEMPO ES MEJOR QUE SEGUIR SIN QUERER ESCRIBIR: Muy a menudo, cuando llevaba horas escribiendo sentía que el nivel de los diálogos se volvía peor, que la narración era más vaga, que los personajes empezaban a parecer poco a poco más clónicos y es que es obvio que si llevas ya mucho tiempo escribiendo sin parar, al final las ganas no son las mismas y el nivel va a bajar, cosa que se nota mucho. En mi caso echaba la vista atrás veía lo que ´había escrito y pensaba "Qué poco, tengo que seguir" y cometía un error enorme. Hay que parar, despejar la mente un rato largo y luego en caso de estar con ganas sigues, aunque tardes días en recuperar el interés por la historia. Esto es una carrera de fondo, no un Sprint, hay que ir poco a poco pero asegurándote de que en cada página has hecho lo mejor que podías hacer. No os preocupéis por que aguantáis poco tiempo escribiendo, a medida en que estéis más seguros de vosotros mismos como autores y que vayáis cogiendo experiencia iréis aguantando más.
Muchas veces cuando estás escribiendo mucho vas perdiendo el interés pensando ¿Y si me estoy esforzando tanto en algo que no es bueno? por eso es muy importante para un escritor la seguridad en sí mismo.

3) NO ORGANICÉIS VUESTRO TIEMPO A LA HORA DE ESCRIBIR: Este probablemente no sea un consejo que sirva para todo el mundo ya que hay personas muy organizadas a las que les funciona. Pero en mi caso escribir no es algo que se haga de 8-10, escribir es algo que haces cuando quieres, cuando tienes un rato. Digamos que no intentéis convertirlo en un hábito, porque escribir no es un trabajo al uso, intentado convertirlo en un hobbie, en algo que hacéis para divertiros.

4) PONEOS CASCOS: Os aseguro que si os ponéis música es mucho más fácil concentraros, le da más fuerza a escenas determinadas, cosa que intensifica vuestro interés y hace que conectéis mejor con la historia que estáis contando.




No hay comentarios:

Publicar un comentario