Un lugar donde compartir la pasión por escribir y leer, a parte de transmitir mis experiencias como escritor mediante consejos, opiniones...

martes, 2 de febrero de 2016

La película de la semana: El padrino

Spoilers



Antes de empezar, no he leído el libro, por eso evalúo solo la película que es, a mi entender, la mejor película de la historia.

¿Por qué es para mí la mayor obra del cine? Definir esto en una frase es imposible ya que lo que la hace única son tantas cosas que me volvería loco solo enumerándolas.

Para empezar comencemos con el reparto. Al-Paccino como Michael Corleone, Marlon Brando como Vitto Corleone viejo (en la II Robert De Niro haciendo de joven). El elenco protagonista es soberbio y no solo es que para mí sean de los mejores actores de la historia, sino que hacen sus mejores papeles o uno de sus mejores.

Los secundarios son simplemente perfectos, aparecen lo justo para que te encariñes con ellos, conozcas su historia y veas su profundidad, pero no se hacen pesados. A parte los actores que interpretan secundarios como Soni, Fredo, Carlo... increíbles.

La historia gira en torno a Michael, el cual se nos muestra como una persona ajena a la "familia" y muy alejado de lo que habitualmente conocemos de un protagonista (Es tranquilo, serio, no destaca mucho...) Parece que otros personajes son mejores, pero su evolución hacia un capo poderoso, sin sentimientos y capaz de cualquier cosa, es simplemente un camino perfecto que nadie podría haber trazado mejor y que hace un placer para el espectador ver a través de sus ojos, sentir lo que el siente, encontrarse poco a poco con cómo cambia su realidad.

Pero es que Michael Corleone es eso, un joven que no estaba preparado para ser "el padrino" y que las circunstancias hacen que ese mundo  de violencia y muerte, del que había huido toda su vida, le absorba.

El cambió y su conversión definitiva, la señal de que está completamente integrado en ese mundo mafioso, es para mí la mejor escena del cine. Creo que ningún ser humano debería morir sin haber visto esa escena. El bautizo de su ahijado como símbolo de su conversión a "El padrino" y su mítico juramento. Esa mezcla perfecta entre el bautizo, mezclada con el asesinato de sus enemigos políticos. Es una escena simplemente perfecta, donde sin decirnos nada entendemos mediante imágenes y la excelente actuación de Al-paccino, que está totalmente metido en un mundo turbio del que no va a escapar.

Porque esa es la historia que nos quiere contar. La de como ese mundo oscuro como es la mafia, muchas veces no está habitado por monstruos, sino por gente buena que va perdiendo su luz a medida que las circunstancias le obligan a introducirse en ese mundo.

En la película en ningún momento nos choca la transformación del Michael Corleone en "el padrino", simplemente ocurre, de una forma tan gradual y orgánica que resulta perturbadora por el hecho de que no nos perturba, nos da la sensación de que nosotros haríamos lo mismo. El día que alguien alguna vez nos muestre un mensaje tan profundo de una forma más perfecta que la que lo hace está película, habrá creado sin duda una obra maestra.

A parte de este menaje, la película nos habla de ese mundo de una forma tan perfecta, cuidada, realista y limpia que resulta imposible no entenderlo pese a lo complicado que es y todos los matices que tiene.

Esta para mí es la única obra merecedora de un auténtico 10

1 comentario:

  1. Gran entrada, me encanta como escribes, me gustaría lamerte todo el cimbrel, el trozo, la tranca, la zanahoria, el pepino; vamos, toel naborro. jaja salu2dos

    ResponderEliminar