Un lugar donde compartir la pasión por escribir y leer, a parte de transmitir mis experiencias como escritor mediante consejos, opiniones...

viernes, 25 de marzo de 2016

Película de la semana: El club de la lucha (La filosofía del proyecto Meihem)

Hace unas semanas decidí ver una película de Brad Pitt cuyo nombre indica que va de pelearse. Lo último que esperaba encontrarme era una película profunda con un significado filosófico profundo... concretamente es la película con el MEJOR mensaje filosófico en su contenido y en como lo transmite.

La historia es narrada por nuestro protagonista (Edward Norton), lo más parecido a un nombre que tiene es Jack, uno muy común. El por qué es claro, Jack es alguien normal, cualquiera puede ser Jack y responde a un modelo de hombre, el hombre normal y medio de finales del siglo 20.

Jack trabaja de perito en una empresa de seguros de automóviles. Un trabajo normal, en una oficina normal... en definitiva, su vida es insustancial. Jack es una persona que vive bien, el significado de su vida no es su supervivencia, no es la religión, no hay significado, de modo  que su única forma de realización personal es a través de lo que la sociedad ofrece a la gente como él, CONSUMISMO.

Tener la casa perfecta, ropa de marca, muebles cada vez más caros. Lo que él posee pasa a ser lo que le define como persona, su medio para realizarse y cuando con mediana edad ha colmado esa realización y tiene todas esas cosas, está vacío por dentro. Todo lo que ha hecho a lo largo de toda su vida... no sirve de nada, no puedes realizarte a ti mismo a través el consumismo. De esa crisis inexistente de no encontrar el significado de su existencia pero vivir bien, nace el insomnio. Jack se adentra en un mundo de no estar dormido ni despierto, solo de existir por inercia.

Buscando una cura para el insomnio se encuentra con un doctor que recrimina su actitud diciendo que otros sufren más que él. Jack decide ir a ver a esa gente, hacerse pasar por un enfermo de cáncer, tuberculosis... simplemente porque de esa forma es capaz de liberar su conciencia, sentir calor humano y apoyo frente a una crisis existencial que no tiene forma. La enfermedad de Jack no es el vacio que siente y alimentándose del dolor de esta gente consigue volver a dormir pero... Marlene, una mujer que hace lo mismo que él, le impide seguir haciéndolo porque la presencia de esta le recuerda su mentira, que no está enfermo realmente, que simplemente está vacío.

Vuelve a empezar su insomnio y entonces conoce en un vuelo a Tyler Durden (Brad Pitt), un vendedor de jabón. Cuando vuelve del viaje, su casa a explotado por un escape de gas y decide llamar a Tyler, el cual queda con él y le ofrece su casa.


Tyler Durden le dice lo siguiente. No te realices, la realización personal es una mentira y mucho más a través del consumismo. Evolucionemos, no pensemos en el futuro. De lo contrario, lo que posees acabará poseyéndote.

Pero ¿Cómo impedir la realización personal y por tanto solucionar la crisis existencial que una sociedad consumista impone?

La esencia del club de la lucha es la liberación de todo eso, a través de la violencia. Rodeado de un parecido asombroso con el Nihilismo de Nietzche. Lo que propone Tyler a través del club de la lucha y posteriormente "El proyecto Meihem", es renunciar a las aspiraciones impuestas por el consumismo, aceptar que somos como él dice "La mierda danzante y cantante del mundo" y a través de la violencia, el dolor y nuestra propia naturaleza (alienada), tirar todo abajo.

Es curioso como Tyler, desde su locura, dice tanta verdad y resulta inquietante. Da la sensación de que cuando rasgas ligeramente la superficie de lo que vemos mediante la violencia, encuentras la cierto grado de verdad. Toda la locura de Tyler, tiene un sentido, no te resulta aberrante, porque sientes que en ella hay realidad.

¿Quiere decir eso que el mensaje de Tyler es correcto? Ni mucho menos, la propia película lo sabe, porque lo que Tyler hace no es traer la liberación, es crear una secta para aquellos que son inmediatamente el escalafón superior a los vagabundos pero que son pobres. Gente cuya identidad ha sido devorada por el consumismo, gente que ha perdido el sentido de su existencia. Tyler lo único que hace es encerrarlos bajo otra mentalidad, distinta, más agresiva pero no los libera.

En mi opinión y lo que yo creo que trata de decir la película es que la crisis que una sociedad como la nuestra pasa (en cuanto a identidad, existencialismo...), no se combate a través de una causa, con un líder... eso solo te encierra en otra sistema, la forma de liberarte del sistema es mediante tú mismo. No dejarse absorber por una dinámica en la que lo que posees acabe poseyéndote. Y eso se hace (en mi opinión) basando tu vida en ser mejor persona (no en tener más cosas). Basando tu existencia en las personas que te quieren y en caso de los creyentes, a través de la religión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario