Un lugar donde compartir la pasión por escribir y leer, a parte de transmitir mis experiencias como escritor mediante consejos, opiniones...

viernes, 3 de junio de 2016

Análisis "Lost"

Tengo un problema con esta serie. Me encanta, no puedo negar que es un referente y que me encantó. He deglutido cada episodio como si fueran palomitas y cada vez que acababa uno sentía la más poderosa necesidad de ver el siguiente que he experimentado con una seria. Es la que más me enganchado. Pero cuando analizo su estructura, lo que hay debajo, su mensaje, cuando la valoro, no me parece una obra maestra.

Lost comienza con un accidente de avión. Sus integrantes caen en una isla en la que tienen que sobrevivir. La estancia en la isla en un sin fin de misterios que se van encadenando, un sin fin de descubrimiento y redescubrimiento de sus múltiples y variados personajes que otorgan una gran diversidad que te da las grandes ventajas de las historias caleidoscópicas con muchos personajes, una empatía muy desarrollada y que es complicado aburrirse de un personaje cuando hay otro muy distinto en la siguiente secuencia.

La serie debería orbitar en torno a esos dos elementos: El misterio y los personajes (a parte obviamente de la interacción entre los mismos). El gran problema de la serie es que más que querer pulir lo que la hace buena como hacen otros grandes referentes, exprime estos elementos hasta la última gota y van degradándose. La serie no es un brillo escalonado que se redescubre una y otra vez para evolucionar, la serie tiene claro sus principios, no los toca y parece jugar a haber cuanto puede aguantar solo con lo mismo y eso hace que haya una sensación de agotamiento. Las líneas argumentales se vuelven menos interesantes y no porque realmente lo sean, sino porque sientes que ya las has vivido y que han sido finalmente vacías ya que una se complementa con otra, luego con otra, luego con otra... al final ese interés se va diluyendo.

En cuanto a sus misterios, perdidos es como un partido político. Cuando los ves por primera vez sus promesas lo hacen brillar, lo elevan, pero no es suficiente, necesita más promesas aunque esta vez sean vacías y no pueda asumirlas, porque si no, no tiene suficiente gente. Sin saber como, se va metiendo en una cadena de promesas y ya ve de lejos aquellas buenas promesas que podía cumplir, ahora parece que no puede cumplir ninguna y cuando llega al poder y no las cumple llega la decepción.

Me parece que Lost sobrevaloró la habilidad de J.J Abraham para generar estos misterios. Es cierto que es un maestro en este capo y que me dejó maravillado con esa habilidad (que como escritor confirmo que es de las más complicadas de utilizar), pero la verdad es que cuando te cebas en el exceso es muy complicado salir. Entiendo que la serie era un concepto nuevo, algo muy diferente a lo que hay y lo que había, por ello se lo difícil que era dar íntegramente con la tecla. Pero no deja de ser una oportunidad perdida. La ambición de la serie hizo daño a sus bases.

Parece como si el ahora director de Star Wars creyese en que la excelencia a la hora de contar una historia radica en lo bueno de su base y que con eso basta, con recrearse sobre ella como si fuera un chiste fácil para un cómico novato. Pero la fórmula no lo es todo, contar una historia es la suma de muchos elementos, no solo de dos, por muy buenos que sean.

Ya que solo se centra de forma íntegra en dos elementos, centrémonos en los personajes.

Hay una gran variedad, todos con muy buenas historias anteriores a la llegada de la isla. John Locke es una genialidad, Sawyer otra maravilla... los coreanos, el ex-torturador Irakí es impresionante. Pero me parece que no se lucieron en este apartado demasiado.

Hay muchos personajes muy planos y casi estereotípicos. Entiendo que crear tantos es difícil pero utilizando un recurso que sirve para ampliar el realismo dotando a la historia de muchas perspectivas, tienes que usar estereotipos, algo está fallando.

Odio a Jack, me parece un personaje vacío, los intentos por profundizar en su historia son patéticos en comparación con el resto de habitantes de la isla. Me parece que sus motivaciones son muy "convenientes", no están claras y parece obedecer a lo que la serie quiere de él. Es como si el director tomase la voluntad del personaje para hacer avanzar la trama. Y eso le hace mucho daño a la coherencia y la hora de crear un entorno real, que te atrape.

A medida que la serie avanza, los personaje van siendo más y más planos. Se sientes cada vez más tibios y pese a los desesperados intentos de repuntes de sus tramas individuales para hacer notar sus diferencias y personalidad, los acabé sintiendo vacíos.

A partir de un momento que no sabría delimitar la serie se vuelve loca (no en plan bien) y empieza a jugar con cosas muy incoherentes para dar respuesta a los misterios que ha creado y no sabe responder. En una serie de misterio NO PUEDES jugar así con la coherencia, es casi mejor dejar algo sin respuesta (que al final hubiera dado igual porque hay muchas cosas que quedan sin respuesta) que cargarte la coherencia, porque en una obra así la coherencia es un vínculo que une al espectador con la trama y permite la empatía. Por eso a partir de que la serie se rompe se siente lejos, como si no sintieras la trama.

Le estoy sacando muchos fallos y pocos aciertos pese a que yo me atrevería a decir que la realidad es al revés. Pero es que esta serie es algo grande, algo que podría haber sido mucho mayor con tan solo un pequeño giro hacia una dirección mejor. Me parece que la serie no alcanzó su verdadero potencial por esa ambición más de Share y audiencia que de crear algo grande, que perduré.

Dentro de unas décadas recordaremos Lost. Lo recordaremos por el carisma que derrochaba por esa imagen que icónico que ya ha desarrollado, pero no recordaremos su trama, recordaremos muy poco de sus personajes y no recordaremos nada de sus misterios. Mientras que series como Breaking Bad, Game of Thrones, House of Cards, The Wire... las otras obras maestras, tendremos bien claro qué son y por qué fueron tan grandes. No solo nos quedaremos en la base porque estas series a diferencia de Lost, no explotaron su base hasta hacerla pedazos, la utilizaron para crear algo fantástico.

Pese a todo esto, Lost es una gran serie que recomiendo ver a cualquiera, como ya he dicho rezuma carisma, cosa que muy pocas pueden decir. Pese a sus grandes defectos es una serie que es especial y que yo creo que estaba destinada a ser algo mucho mayor de lo que ha resultado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario