Un lugar donde compartir la pasión por escribir y leer, a parte de transmitir mis experiencias como escritor mediante consejos, opiniones...

domingo, 19 de febrero de 2017

¿Una obra "reimaginada" es buena o mala?


Stephanie Meyer no es una autora de mi devoción. Con Crepúsculo a sus espaldas queda claro que no es lo que se dice un referente. Pese a esto no quiero dedicar este Post a explicar por qué considero a esta autora mala ni por qué considero su obra lamentable. Hace poco Meyer anunció que sacaría un nuevo libro de la saga ya concluida  "Life and Death: Twilight Reimagined". Básicamente este nuevo libro será la historia original con algunos cambios pero dándole la vuelta al sexo de los personajes.

Esta idea me parece interesante y no se si este modelo de secuela es malo o bueno y por ello quiero usar este libro como catalizador del debate.

Lo primero, por lo que se este libro busca coger una premisa de una obra conocida (en este caso la suya propia) y jugar con ella para darle la vuelta y mostrar nuevos caminos, nuevas formas de lo que podría haber sido. ¿Esto es bueno o malo?

Bueno pues hay opiniones de todos los gustos y yo no sé exactamente donde situarme. Por un lado como escritor he tomado decisiones concretas que han podido tirar tramas enteras que ya nunca serán y por eso cada vez que pienso en una posibilidad de a través de un relato "Reimaginado" darles vida cuando mi decisión concreta las ha matado, me parece una buena idea.

Por otro lado como lector veo que hay un potencial muy alto de convertir este formato en pura masturbación. Es decir, que el 99% de obras "reimagined" en mi opinión serían en un inicio, obras sin ningún valor artístico más que hacer volver a los lectores a sus obras favoritas con la excusa de ciertos cambios o de explorar nuevas tramas que nunca fueron.

Sinceramente creo que las obras nacen y mueren y por eso estos formatos son muy peligrosos. alargar artificialmente la duración de una obra puede tener consecuencias graves. Puedes hacer daño al conjunto, puedes cargarte la coherencia, puedes hacer que el todo que has creado merezca un poco menos la pena. Por eso pienso que la posibilidad de someter una obra a ese desgaste en un inicio no debería ser una opción.

Pero la cosa está en que la línea que separa ese desgaste de una buena exploración de lo que pudo haber sido, es muy difusa y en esa intersección tan fina, un equilibrista podría caminar y crear algo interesante.

Esta idea es la que impide desechar por completo la idea de este formato de literatura, cine u otros medios narrativos. Y es que yo creo que en todos los espacios donde se puede hacer arte, debe hacerse arte.

¿Pero cómo hacer arte aquí?

Pues hay medios, no voy a decir que no. Desde luego lo que ha hecho Meyer de cambiar el sexo a los protagonistas me parece una pésima idea, pero hay otros caminos. Yo personalmente a lo largo del desarrollo de mi novela dejé muchos personajes por el camino y su existencia se desvaneció por le coherencia de personajes más protagonistas. ¿Por qué no un libro dedicado a lo que pudo ser de ellos?

Por otra parte todos los protagonismos alternativos parecen no tener mucho éxito. Orson Soctt Card, creador del Juego de Ender, uno de mis libros favoritos, hizo una serie de libros en los que los excelentes personajes secundarios eran protagonistas. El resultado fue un desastre que hizo un daño irremediable a la historia que todos recordamos.

Por eso quiero acabar este Post planteando mis dudas más que dando respuestas. No conozco prácticamente libros que estén en este formato y que sea buenas, no veo ninguna obra maestra que nazca de estas ideas, pero la teoría me dice que puede salir algo bueno de aquí. ¿Puede?


1 comentario:

  1. No sabía que estas cosas se hacían con las novelas...
    Sí lo sabía con las películas, que se hacen remakes con el pretexto de actualizar las historias con mejores efectos especiales. Un ejemplo de ello serían las películas de King Kong. La original en blanco y negro es una cinta que ha envejecido con dignidad, al contrario que su remake de finales del siglo XX. No obstante, el remake de Peter Jackson sí está a la altura del clásico de los años 30. ¿Y a saber cómo será la película de Skull Island?
    Así que partiendo de esta experiencia, si Meyer quiere reiniciar o reimaginar Crepúsculo, podría hacer que sus criaturas sean vampiros de toda la vida, más clásicos, más tenebrosos, más sanguinarios... Porque con este tema, soy muy purista. Yo soy de los que piensan, que cuando a un vampiro le da la luz del sol... ¡Se quema! ¡¡Arde!! ¡¡¡Y al final, estalla!!! ¡Pero no brilla como si fuera un gusiluz!

    ResponderEliminar