Un lugar donde compartir la pasión por escribir y leer, a parte de transmitir mis experiencias como escritor mediante consejos, opiniones...

miércoles, 21 de febrero de 2018

La Guerra de las dos Rosas (Tormenta) | Conn Iggulden


Hablar de este libro para mi resulta difícil porque la novela histórica no es un género que maneje tanto como para tener verdaderas referencias. Hablando de lo que me parece este libro muchos amigos y conocidos que están más metidos en este mundo, ponen más pegas que yo. Si no encuentro todos o casi todos sus fallos es posible que sea por eso.

Pero vamos a poner un poco de contexto sobre esta obra. Un rey enfermizo, inocente hasta extremos enormes y con poco o ningún juicio, gobierna Inglaterra. Se trata de un rey Lancaster, una de las dos casas que descienden de la linea sucesoria Plantagenet (la dinastía real), los otros son los York.

Los ingleses poseen el sur oeste y el norte de Francia (estoy siendo muy inexacto) y los consejeros del rey temen que los franceses se lo arrebaten todo viendo la debilidad de su gobernante, de modo que ingenian una forma de impedir la guerra. A cambio de entregar la provincia de Maine a sus enemigos, se acordará una larga tregua con un matrimonio para cristalizarla.

La novela trata, a raíz de este planteamiento, de los juegos de poder sobre el trono de Inglaterra entre Ricardo de York, líder militar que se opone a entregar tierras a los franceses y lidera a media nobleza y Derry Brewer, jefe de espías del Rey que quiere mantenerlo en el trono a toda costa.

Mientras los nobles se pelean por la corona de forma indirecta, un vagabundo harto de los impuestos, la dureza con la que los que son como él son tratados y las numerosas guerras con sus respectivas muertes para acabar regalando la tierra conquistada, va enfrentándose a todos hasta convertirse en el líder de una peligrosa rebelión popular.

Este es el planteamiento pero antes de pasar a analizar la trama diré que Conn Iggulden escribe muy bien. Escribe bien porque no se atropella con datos innecesarios, adjetivos pedantes o errores. Sabe muy bien lo que quiere escribir y hace la lectura muy fácil. Consigue desarrollar de forma muy completa y rápida a sus personajes, dar mucho contexto con muy pocas lineas y sobretodo, sabe llevar muy bien el ritmo de la trama. Es realmente notable.

Volviendo a la trama. El conflicto importante está por llegar, de modo que este libro simplemente es una tensión constante, con muchas derrotas para todos pero en la que en definitiva, vemos como se forman dos bloques.

Ricardo de York, aliado con los Neville y con un personaje tan carismático como es el duque de Warwick, que quiere el trono para poner orden en Inglaterra.

Derry Brewer con un peso cada vez más creciente de Margarita de Anjou, la mujer del rey.

En este libro hay muy buenos personajes, si bien se echa de menos un poco más de profundidad en los franceses o en el Rey, en los que el libro pone su atención son realmente memorables.

Ricardo de York es realmente complejo, tiene una ambición muy marcada pero está bien atada a sus ideales. Durante el libro hace cosas horribles pero nunca sientes que él crea que hace algo incorrecto. Tiene una gran coherencia y si yo hubiera vivido en esa época, es una persona de la que me fiaría. Es un líder dispuesto a todo.

Derry Brewer es algo así como un trilero. Nació siendo pobre y tras ser soldado, crea un negocio de peleas callejeras y va ascendiendo hasta convertirse en maestro de espías. No llega hasta ahí por nada, es alguien realmente inteligente que sabe jugar sus cartas. Pero sus juegos de poder tienen un gran riesgo y por cada éxito tiene más y más enemigos. Es una persona cínica, capaz de ser muy retorcida pero que deja ver actos de gran bondad y humanidad a veces. A parte de todo esto es realmente interesante como se desenvuelve, la ironía en sus conversaciones, el filo que saca a cada palabra para herir.

Margarita de Anjou empieza siendo insulsa pero poco a poco va adquiriendo un carácter no solo fuerte sino acompañado de inteligencia y a diferencia de York y como Brewer, cuando ves los motivos de su ambición no se ve una aspiración a algo más sino un fuerte instinto de supervivencia, si su marido pierde el trono su vida no tendrá sentido.

El joven duque Warwick es un personaje maravilloso por los matices que tiene. Es un joven que rápidamente ha ascendido hacia una posición de poder y está embriagado. Tiene talento, es hábil y exuda esa confianza agresiva de un depredador. Sin embargo necesita demostrar a todo el mundo y a sí mismo sus méritos y comete errores infantiles por la falta de experiencia.

Hay otros muchos personajes que merecen menos la pena como Jack Cade, Woodchurch o Sufolk.

Dicho esto, si veo varios fallos a la hora de enfocar la rivalidad entre las dos facciones. A veces las hostilidades se llevan a extremos absurdos que parecen solo para añadir tensión y el hecho de ser una saga hace daño a esta entrega. Se nota que el autor quiere saltarse partes que no favorecen ciertas tramas que son por las que realmente apuesta. La batalla de Normadia me parece un desperdicio y sin embargo dedica muchísimas páginas al asalto de Londres de Cade.

La Guerra de las dos Rosas es algo realmente importante para este país, porque marca de la diferencia entre dos Inglaterras muy diferentes, una casi más medieval y una que nace de las cenizas de la otra. Parece que Conn necesita resaltar lo que va a afectar a esto, pasando por encima del punto de vista de Francia por ejemplo.

Pero algo que sí hace bien es como muestra la situación más allá del poder. Ves la miseria y la desesperación constantemente como un reflejo de las decisiones de los protagonistas. Cada vez que mueven ficha en su juego de poder afecta a miles y no es que viviesen muy bien de por sí.

Me parece muy valiente como el autor describe como matan a un judío obligándole previamente a confesar crímenes a través de la tortura solo para quitarle todo lo que tiene. Sabe ser muy cruel y despertar algo que es necesario para entender la rebelión de Jack Cade.

¿Cómo un lunático es capaz de reunir un ejército de campesinos y miserables y conseguir poner en jaque a Inglaterra? Si Iggulden no se parase a explicar la situación desesperada de esta gente, no podríamos entender como esto puede ocurrir.

No quiero incidir mucho más en aspectos de la trama porque me parece que es un libro que merece la pena. No es una obra maestra pero aprender sobre este tema me parece interesante y es un libro que se disfruta muchísimo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario